Lo que necesita saber sobre el aumento de senos

Revisado por Michael Olding, MD, FACS
Traducción revisada por Juan Carlos Fuentes, MD

Las mujeres hoy en día optan por el aumento de busto para realzar su perfil y mejorar la apariencia de los senos que muestran signos de envejecimiento o cambios después del embarazo y la maternidad.

El aumento mamario es uno de los procedimientos más comunes de cirugía plástica estética. Se llevaron a cabo 364.610 cirugías de aumento de senos en 2005, un incremento del 9% en comparación con el año 2004, según la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética.

Información básica sobre el aumento de senos

El aumento mamario se lleva a cabo mediante la colocación de implantes mamarios detrás del tejido mamario o por encima del músculo del pecho. Los implantes están disponibles en una gran variedad de formas y tamaños, con diferentes diseños y materiales. Se pueden colocar en diferentes posiciones a través de diversos lugares de incisión.

Otra opción para aquellas mujeres interesadas en un aumento modesto (menos de la mitad de una talla de taza) es el aumento de senos por transferencia de grasa. Esta cirugía también se utiliza para realizar mejoras estéticas después de la reconstrucción de senos o para rellenar irregularidades tras un aumento mamario con implantes.

La cirugía de senos se trata de una intervención médica que requiere experiencia quirúrgica avanzada. Tiene por objeto lograr que sus senos se vean lo más naturales posible al mismo tiempo que los aumenta hasta el tamaño que usted desea. Debido a la complejidad de la cirugía, le convendrá utilizar un cirujano plástico certificado con experiencia en todos los aspectos del mejoramiento de senos.

Levantamiento de senos con aumento mamario

El cirujano plástico puede recomendar que se realice un levantamiento de senos y un aumento de busto al mismo tiempo. Esto generalmente se recomienda para tratar la apariencia de senos caídos causada por la edad o el embarazo. En este procedimiento combinado, se retira un poco de tejido mamario, se tensa y se levanta la piel del seno, y se coloca un implante.

Otra técnica más reciente para conseguir el levantamiento y aumento de senos es la cirugía de senos con sostén láser. En esta técnica, se utiliza un láser para brindar un mejor soporte para el busto.

Consulta inicial

En la primera consulta, el cirujano analizará sus objetivos y expectativas, el tamaño y la forma que usted desea lograr y sus dudas acerca de la intervención.

Junto con su cirujano, tomarán las decisiones sobre el tipo de implante, el lugar de la incisión y la colocación del implante. Su anatomía juega un papel muy importante en tales decisiones. El cirujano hablará con usted sobre las opciones de la cirugía, dependiendo de sus medidas actuales, su estructura corporal y sus expectativas.

Cómo se realiza el aumento de senos

El aumento mamario se puede realizar en la sala quirúrgica de un consultorio o en un centro quirúrgico ambulatorio, utilizando anestesia local (usted permanece despierta). La cirugía de senos también se puede practicar en hospitales bajo anestesia general (usted está dormida). La cirugía suele tardar de una a tres horas.

El procedimiento se inicia con una incisión en uno de los cuatro lugares principales:

  • Debajo del seno (incisión inframamaria)
  • Alrededor del pezón (incisión periareolar)
  • En la axila (incisión transaxilar), o
  • En el área del ombligo (incisión transumbilical o TUBA, por sus siglas en inglés).

Después de la incisión, se utiliza un instrumento quirúrgico especial para formar un bolsillo donde se insertará el implante. Hay tres posiciones principales adonde se pueden colocar los implantes de senos:

  • Subglandular o encima de los músculos pectorales
  • Submuscular parcial o parcialmente detras de los músculos
  • Submuscular completa o completamente detrás de los músculos

La elección de la ubicación de la incisión y el implante depende del tamaño y la forma del implante, su estructura corporal, cantidad de tejido mamario y el sitio donde desea que le quede la cicatriz.

Las pacientes pueden elegir entre los implantes de solución salina o los implantes de rellenos de gel de silicona. Entre los factores que se tienen en cuenta para los implantes se encuentran el tamaño, la forma y el material así como también el hecho de que si el volumen del implante se puede ajustar después de la cirugía o no. Debe discutir todo esto con su cirujano de manera anticipada.

Después de la cirugía

Debido a que el tejido mamario se estira y se separa, y debido a que los implantes se insertan a través de incisiones, los senos quedarán con hematomas, doloridos e hinchados después de la cirugía. Quizás deba usar un sostén quirúrgico por varios días. Podría sentir dolor moderado pero se puede tratar con medicamentos recetados por su cirujano plástico. Su doctor podría recomendarle que use un sostén reforzado o deportivo hasta que la hinchazón haya desaparecido.

Se debe evitar realizar esfuerzo o trabajo pesado después de la cirugía ya que puede causar aumento de la presión e hinchazón del busto. Normalmente, puede regresar al trabajo dentro de una semana y en unas pocas semanas podrá realizar todas las actividades. Es posible que se reduzca la sensibilidad en los pezones temporalmente pero volverá a la normalidad cuando sanen los senos. La lactancia materna no suele afectarse. Sin embargo, es importante preguntarle al doctor sobre el amamantamiento en la primera consulta.

Después de haber sanado, quedarán algunas cicatrices permanentes. Dichas marcas generalmente son pequeñas y discreta; y su cirujano tratará de lograr que se noten lo menos posible. Las cicatrices causadas por las incisiones inframamaria y periareolar quedan en el busto mientras que las incisiones transaxilar o TUBA pueden ubicarse en un pliegue natural de la piel debajo de la axila, prácticamente imperceptibles después de la cirugía.

Al igual que en toda cirugía, existe el riesgo de complicaciones relacionadas con infecciones o reacciones a la anestesia. También existe la posibilidad de sangrado excesivo. Si el equipo quirúrgico toma las precauciones apropiadas, las complicaciones normalmente se reducen o se previenen. Esta es otra razón por la que es conveniente elegir un cirujano plástico certificado por la junta. Los riesgos pueden reducirse aun más si informa a su doctor sobre su historia médica antes de la cirugía y sigue cuidadosamente las instrucciones pre- y post-operatorias.

Consulte con un cirujano calificado sus preguntas sobre las nuevas técnicas de cirugía estética. Hable sobre las expectativas, los riesgos, el precio y los beneficios de cada opción de cirugía plástica.

Acerca de los revisores de este artículo

Michael Olding, MD, FACS, de Washington, D.C. está certificado en cirugía plástica por la Junta Americana de Cirugía Plástica y es miembro de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, la Sociedad del Noreste de Cirugía Plástica y la Sociedad de la Capital Nacional de Cirujanos Plásticos, adonde fue elegido presidente. El Dr. Olding se especializa en cirugías plásticas estéticas y actividades relacionadas clínicamente con cirugía estética, cirugía estética facial, aumento y reducción de senos, rinoplastia, remodelación corporal, liposucción y melanoma. También es uno de los expertos en el área de relleno de tejidos blandos (Restylane, Sculptra y Botox). Recibió su doctorado en medicina en la Universidad de Kentucky en 1980 y completó sus prácticas en el Centro Médico de Cornell. Completó sus estudios de sub-especialización en cirugía plástica y reconstructiva en la Universidad McGill de Montreal. El Dr. Olding mantiene privilegios de personal de hospital en el Centro Médico de la Universidad George Washington, Hospital Sibley y Hospital de Niños de Washington, D.C. Más información sobre el Dr. Michael Olding.

Juan Carlos Fuentes, MD, se graduó con las calificaciones más altas de su clase, obteniendo su título en medicina en la Universidad de Guanajuato en 1989. Después de la facultad de medicina, el Dr. Fuentes participó en un internado selecto en el Instituto Nacional de la Nutrición en la Ciudad de México. Más tarde, completó su residencia en cirugía general y plástica en el Centro Médico Nacional de Occidente en Guadalajara, Jalisco, México. Durante su residencia en cirugía plástica, el Dr. Fuentes se desempeñó como Jefe de Residentes. Completó la especialización de posgrado en cirugía estética bajo la tutela del Dr. Bruce F. Connell, un renombrado profesor de cirugía estética a nivel internacional. Recibió especialización adicional en el Centro Médico del Sudoeste, Universidad de Texas, y con varios cirujanos plásticos ubicados en distintos lugares de los Estados Unidos.

El Dr. Fuentes es autor de numerosas publicaciones relacionadas con temas de cirugía plástica y reconstructiva y ha dado conferencias en el país y en el exterior. Está afiliado a varias organizaciones médicas profesionales, entre las cuales se encuentran la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética, la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética y la Sociedad de Cirugía Plástica de San Diego.

Temas relacionados